El tema de inclusión se ha vuelto moda, y se habla mucho de eso, sin saber que la verdadera solución está en la aceptación

La Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua (UPNECH) continúa difundiendo su campaña “Historias de Éxito”, en la que el principal propósito es presentar la trascendencia profesional, las herramientas brindadas por la institución, y el talento que alumnos, exalumnos, personal docente y directivos tienen para ofrecer en beneficio de nuestra sociedad.

La Licenciada en Intervención Educativa de la línea Inclusiva, Ana Alejandra Pérez Juárez con 27 años de edad, actualmente se desempeña como docente e interventora educativa de segundo y tercer grado en el Instituto Bilingüe México Moderno.

 

Desde muy pequeña, ella supo que su primera opción era la educación y esa fue su guía al momento de elegir la escuela en la que cursaría su carrera universitaria, por lo que gracias a las recomendaciones de muchos de sus amigos y conocidos se decidió por entrar a la UPNECH en la línea de Inclusión. Conforme el tiempo pasaba, ella comenta que iba conociendo más de cada una de las materias y al mismo tiempo se enamoraba e identificaba  con la currícula, por lo que al día de hoy su desarrollo laboral tiene como base la intervención educativa.

 

Pérez Juárez,  define la carrera que cursó como la combinación perfecta entre lo que ella quería y lo que le serviría al momento de iniciar su vida laboral, pues va vinculada especialmente a asistir las necesidades de los alumnos, y en su opinión, todos tenemos una necesidad que nos identifica como seres humanos, todos aprendemos a diferentes ritmos y de diferentes maneras y como LIE se puede involucrar y trabajar en las distintas deficiencias que tiene tanto el alumno como la institución educativa. Asegura que a lo largo de la licenciatura, además de conocer detalladamente en el aspecto teórico, el cómo desarrollarte en un ambiente laboral se aprende también, en lo pragmático al momento de realizar el servicio social y las prácticas profesionales.

 

En su paso por la Universidad, realizó su servicio social en uno de los Centros de Atención Múltiple (CAM) de la ciudad de Chihuahua donde se vinculó con una de sus materias de último semestre que iba dirigida al trabajo de personas con necesidades educativas especiales (NEE) con el proyecto que realizó sobre autoempleo para los jóvenes egresados de ese centro. Dicho proyecto consistió en establecer una paletería en las instalaciones de la Deportiva con el objetivo de que los jóvenes fueran autosuficientes a pesar de sus discapacidades. A cada uno de ellos se les asignó un rol, desde atender a las personas hasta el aseo de los baños y el puesto.

 

Considera que una de las satisfacciones más importantes en su desarrollo laboral es el estar diariamente en un aula frente a los alumnos haciendo adecuaciones para la mejora del ambiente educativo y percibir que estudiantes que otras personas consideraban sin oportunidades educativamente hablando, comienzan a presentar cambios de actitud y aptitud para bien.

En su opinión, los valores que requiere un profesional en su área es principalmente el respeto a la diversidad. La aceptación a que todos trabajamos de diferente manera, y con distinto ritmo y estilo de aprendizaje, pues hoy en día el tema de inclusión se ha vuelto moda, y se habla mucho de eso, sin saber que la verdadera solución está en la aceptación.

El consejo que le gustaría dejar a los jóvenes que deberán decidir  qué carrera cursar, es que busquen aquello que realmente les apasiona porque  será a lo que se van a dedicar toda la vida. De igual manera comenta que, el trabajar con personas es muy satisfactorio, el contribuir en cada alumno con un granito de arena para la construcción de una mejor comunidad.

 

Por último, la Lic. Pérez  de manera entusiasta agradece se le haya considerado como una Alumna Destacada y sobre todo, a quienes fueron sus  maestros y directivos en el Campus Chihuahua, a través del Doctor Pedro Rubio Molina, encargado del despacho de Rectoría por todo el apoyo brindado durante su paso por la Institución.

ANA ALEJANDRA PÉREZ, EX ALUMNA UPNECH, CASO PARA HISTORIAS DE ÉXITO

comentarios